- Octubre de 2016 -

- Octubre de 2016 -

Previsión Meteorológica

SierraVsValle

Siéntelo también en:
Facebook: atalaya.camerana
Google+:+AtalayaCamerana
Twitter:@atalayacamerana
Contacto: atalayacamerana@gmail.com

"La cepa del Valle no deja ver el bosque de la Sierra" Francisco Javier García Pérez
"La Cultura es la cera y miel de la colmena europea" José Antonio Jáuregui Oroquieta

19 feb. 2015

Trabajar con la Luna

Foto: NASA
- Introducción -
- La Luna y los trabajos con la tierra -
     - Fases Lunares -
     - Luna Ascendente y Luna Descendente -
     - Apogeo, Perigeo y "Luna Negra" -
     - La Precesión de los Equinoccios -
     - Otras influencias planetarias -

El Ciclo de la Luna
- Introducción -
En este artículo se intentará dar respuesta a algunas peculiaridades de los trabajos con la tierra y a las diversas excentricidades que se producen entre nuestro Planeta y su satélite la Luna. A nadie se le escapa, por ejemplo, que la Luna ejerce influencia sobre las mareas, o que comparte un ciclo muy parecido con los ciclos menstruales femeninos. Del mismo modo, siempre hemos oído decir que los ajos hay que sembrarlos en la menguante de enero, y que para los trabajos de arboricultura, para que la madera no se raje, hay que cortarla en las lunas menguantes de noviembre a febrero. 

Yendo más allá, también observamos que se producen cambios según transcurre la órbita terrestre alrededor del Sol, como lo son el curso de las estaciones. Y si vamos mucho más allá, observaremos que también se producen cambios en función de las confluencias con el resto de los Planetas de nuestro Sistema Solar, aunque, claro está, teniendo siempre en cuenta que nuestro lugar de observación siempre se encuentra situado en la superficie terrestre.
Estaciones, Solsticios, Equinoccios, Afelio y Perihelio.
Si se quiere profundizar en todos los aspectos que ejercen influencia en los trabajos de la Tierra -lunares, de las mareas y planetarios- para nuestros huertos o jardines y demás labores del campo, mi consejo es que se tenga siempre a mano un lunario especializado, como el de Michel Gros o el de Maria Thun, o ambos, pues siempre tienen aspectos complementarios muy útiles para experimentar y cerciorarse de la realidad de dichas influencias.
- La Luna y los trabajos con la tierra -
Seguramente se nos han planteado diversas cuestiones al observar los "cambios de aspecto" que se producen a lo largo del mes respecto a la Luna. Así, por ejemplo, en el Calendario Lunar que la Atalaya Camerana publica mensualmente en su portada, se presentan los ciclos lunares, con la peculiaridad de incluir además la sinusoidal que describe la Luna en el firmamento con el paso de los días, en el sentido de aparecer unos días Ascendente y otros Descendente... Todos estos aspectos y muchos más se los debemos a la Mecánica descrita en los Principios Matemáticos del gran revolucionario que fue Isaac Newton. 

Trabajemos con un ejemplo para visualizarlo mejor:
Sinusoidal descrita por la Luna en sus períodos Ascendente y Descendente
 y fases lunares a medida que describe su órbita alrededor de la Tierra.
En el ejemplo de la imagen, observamos una serie de referencias lunares: 
Día 3: Comienzo de la Luna Descendente (L.D.). 
Día 5: Luna LLena (LL.). 
Día 9: Apogeo (Ap.). 
Día 13: Cuarto Menguante (C.M.). 
Día 17: Comienzo de la Luna Ascendente (L.A.). 
Día 20: Luna Nueva (L.N.). 
Día 21: Perigeo (Per.). 
Día 27: Cuarto Creciente (C.C.). 
Día 30: Comienzo de la Luna Descendente (L.D.).


- Fases Lunares -
La Luna es el Satélite de la Tierra. En su órbita de rotación elipsoidal alrededor de la Tierra tarda 29 días, 12 horas y 44 minutos, período al que se denomina "revolución lunar sinódica". Lo que nosotros vemos desde la Tierra a lo largo de dicho recorrido es el reflejo del Sol sobre ella. No es cuestión de centrarse aquí en todas las particularidades orbitales de la misma, pues escaparían a las pretensiones del tema. De lo que aquí se trata es de dar respuestas a qué trabajos es propicio dedicarse en función de las distintas fases lunares.

- Luna Creciente -
Luna Creciente
A grandes rasgos, la Luna Creciente va desde la Luna Nueva (L.N.) a la Luna Llena (LL.) o plenilunio. La forma práctica y clásica de saberlo, es porque al observarla, dibuja una D o una C invertida. 
A lo largo de este proceso de la luna creciente, va aumentando la vitalidad de las plantas. Asociaremos por regla general la Luna Creciente con la marea descendente.

También ejerce influencia sobre otras cuestiones, como por ejemplo, en el corte del cabello y de las uñas, ya que si se realizan durante este período crecen más rápido.

Lo más característico y reconocido de la fase creciente es que es el período en el que más se desarrollan y proliferan las setas en la temporada micológica de la especie que corresponda.

- Luna Menguante -
Luna Menguante
Por su parte, la Luna Menguante va desde la Luna Llena (L.L.) a la Luna Nueva (L.N.). En su caso, al observarla dibuja una C. 
A medida que sucede este proceso, se asocia a que va disminuyendo la actividad vital de las plantas. Asociaremos, por lo general, la Luna Menguante con la marea creciente.

En el caso del corte del cabello y de las uñas, si se realizan durante este período crecen más despacio y con más fuerza.

En arboricultura, la fase menguante en la temporada invernal, desde octubre a enero sobre todo, en el período de pérdida de hoja y antes de que despunten los brotes, es la época propicia para podar, así como para cortar la madera que se desea trabajar o utilizar en la construcción, ya que es favorable para evitar que se raje. 

En el caso de los ajos, siempre se ha dicho que la mejor luna para sembrarlos es en la menguante de enero, ya que si no se hace entonces, se corre el peligro de que se salgan. (También hay otro dicho popular del campo que considera que todos los viernes son menguante). 

El compost es recomendable voltearlo para favorecer su descomposición y buena combustión en Luna Menguante. 

Ahora, bien, es necesario apuntar que también existen influencias entre las fases de la Luna, -ya esté ésta en su fase menguante o creciente- y la Luna Ascendente y Descendente. Así, port ejemplo, para el buen funcionamiento de la chimenea, es preferible encenderla por primera vez en la Luna Ascendente de otoño, asociada a la Luna Menguante. Así mismo, es aconsejable deshollinarla en el Cuarto Creciente.


- Luna Ascendente y Luna Descendente -
Se habrá observado que en el calendario de la Atalaya Camerana, aparece el ciclo de las fases de la Luna acompañado de una serie sinusoidal de la misma, unas veces ascendiendo y otras descendiendo, tal y como se ve en el ejemplo del artículo. La explicación está en que la órbita de la Luna alrededor de la Tierra, aparte de ser elipsoidal como bien lo dejó claro Newton, posee otra peculiaridad; y es, que no está en el mismo plano en el que está la órbita Terrestre alrededor del Sol, es decir, que tiene un ángulo de desviación respecto al Plano de la Eclíptica. 

Desfase del plano de la órbita lunar respecto
al Plano de la Eclíptica de la órbita Terrestre.
Es por ello que unos días está más alta y otros más baja en el firmamento bajo nuestro punto de vista de observadores terrestres. Esta particularidad también tiene influencia sobre los trabajos con la tierra, ya se trate de nuestras macetas, huertas, parterres o los terrenos que aprovechemos en general.  

Las partes aéreas de las Plantas Aromáticas, Medicinales y Culinarias es recomendable recolectarlas en la Luna Menguante asociada a la Luna Ascendente por la mañana, evitando la humedad del rocío. Y, por el contrario, las raíces, es mejor recolectarlas por la tarde en Luna Descendente.

Para aportar fertilizante, hacerlo mejor por la mañana o por la tarde en días calurosos. En el caso de abonos naturales, algas y fosfatos hacerlo en Luna Descendente asociada a Luna Creciente. Y si el aporte es de minerales, se aconseja aplicarlos en Luna Ascendente asociada a Luna Menguante. 

Los purines animales, como el de cerdo, es mejor esparcirlos por la mañana con Luna Descendente, pero si el campo ya tiene vegetación, es preferible en Luna Ascendente, pues es muy fuerte y puede quemar la producción.

En el caso de la cosecha, para la buena coservación de las frutas y hortalizas y evitar que se pudran, se recomienda cosechar las hortalizas que sobresalen del suelo en Luna Ascendente y las que crecen por debajo de la tierra en Luna Descendente (evitando siempre los Nodos Lunares, Apogeo y Perigeo).

Para injertar, es recomendable escoger la Luna Ascendente, asociándola a fechas "flores" o "frutos" según el caso.

Tanto la siembra como la cosecha de los cereales es aconsejable hacerla en Luna Ascendente asociada a Luna Menguante en ambos casos. En el caso de suelos duros, sin embargo, es mejor asociar la Luna Descendente con Luna Creciente.

Para las labores de Arboricultura, por regla general, se recomienda la poda en Luna Descendente asociada con la Luna Menguante. Para recoger esquejes se recomienda hacerlo al final de la Luna Descendente para ponerlos en tierra al comienzo de la Luna Ascendente. Por regla general también, es recomendable plantar en Luna Descendente asociada con la Luna Menguante.

- Apogeo, Perigeo y "Luna Negra" -
Perigeo (máxima proximidad) y Apogeo (máxima lejanía)
de la Luna en su órbita alrededor de la Tierra.
Estos días son tan peculiares respecto a las influencias que la Luna ejerce sobre la Tierra, que en los calendarios de observación que utilizo -el de Michel Gros o el de Maria Thun- son considerados "días nefastos para trabajar con la tierra" al ser considerados momentos críticos de la órbita Lunar.

El Perigeo (Per.) es el momento de la órbita lunar en el que ésta se encuentra más próxima a la Tierra, y el Apogeo (Ap.) es el punto más alejado de la órbita terrestre. Así, en este caso, y por regla general, es aconsejable desbrozar y quitar malas hierbas en el Perigeo y si es posible próximo a la Luna Nueva.

El caso particular es el llamado "Luna Negra", fenómeno que se conoce por tal nombre ya que la Luna se encuentra en su fase de Luna Nueva -es decir, que no refleja ninguna luz solar- y a su vez coincide con el Perigeo, el momento de máxima proximidad de nuestro satélite a la Tierra en su órbita elipsoidal. 

Es en este momento cuando se puede observar en la Luna una aureola especial, una especie de anillo, que es el motivo por el que recibe la consideración de denominarse "Luna Negra". Suele producirse en los meses de febrero y marzo, como se puede apreciar en nuestro ejemplo, prácticamente coincidentes ambos momentos. 

En el caso del mes de febrero de 2015 coinciden exactamente. Y en el caso de marzo del año 2015 va a ser especial, puesto que prácticamente va a coincidir con el Equinoccio de Primavera, momento en el que la línea del Ecuador terrestre coincide con el Plano de la Eclíptica y con un Eclipse de Sol parcial. 


- La Precesión de los Equinoccios -
Precesión de los Equinoccios.
Una de las excentricidades más características que descubrió Newton para superar la Mecánica de Galileo y provocar una auténtica Revolución con la exposición de su Teoría de la Gravedad Universalen lo que respecta a la órbita de la Tierra fue sin duda el descubrimiento de la "Precesión de los Equinoccios".

La explicación no es otra más que la Tierra gira alrededor del Sol "como si" fuera una peonza. Los ejes polares de nuestro Planeta tienen una pequeña desviación. En sus movimientos de rotación y traslación el eje de rotación de la Tierra cambia gradualmente por la presión gravitatoria que ejercen el Sol y la Luna sobre el Ecuador Terrestre, haciendo que parezca que gira como una peonza, en un proceso que dura alrededor de 26.000 años y que afecta exclusivamente a los Equinoccios -Primavera y Otoño- y que es conocido como "El año platónico".


- Otras influencias Planetarias -
Existen otras influencias sobre los trabajos con la Tierra que superan las influencias ejercidas por la Luna, como son las de los Planetas y sus distintas posiciones en el firmamento, esto es, en función de las Constelaciones, así como con los Cuatro Elementos, -Tierra, Aire, Agua y Fuego- asociados a ellas. La Precesión de los Equinoccios es la culpable de que exista un desfase de unos veinte minutos anuales.

De este modo, los signos Aries, Leo y Sagitario pertenecen a la Constelación de Fuego que afectan a los frutos y semillas; Tauro, Virgo y Capricornio, pertenecen a la Constelación de Tierra, influyendo en las raíces y cortezas; la Constelación de Aire la comprenden Géminis, Libra y Acuario, afectando a las flores; y finalmente, la Constelación del Agua, en la que se incluyen Cáncer, Escorpio y Piscis, ejerce su influencia sobre las hojas.

Pero estas influencias se escapan a las pretensiones del presente escrito...


Francisco Javier García Pérez

- Bibliografía para saber más:
- Durán Guardeño, Antonio J., Newton. La ley de la Gravedad. La fuerza más atractiva del Universo, National Geographic Society Ed., 2014. ISSN: 1576-8880.
- Gros, Michel, Lunario 2015. Calendario lunar para el huerto y el jardín ecológicos y para tu salud, Tarragona, 2014. ISBN: 978-84-941355-1-4.
- Lledó, Joaquín, Calendarios y medidas del tiempo, Acento Editorial (Flash), Madrid, 1999. ISBN: 84-483-0432-2. 
- Thun, Maria, Calendario de Agricultura Biodinámica 2015, Ed. Rudolf Steiner, Madrid, 2014. ISBN: 978-84-92843-48-0.
- Rasool, Ichtiaque, El Sistema Tierra, Debate-Dominós, Madrid, 1993. ISBN: 84-7444-791-7.

- Artículos relacionados:
- El Mundo: "Cuatro siglos deede la "herejía" de Galileo".
Larissa G. Martínez S. "Revolución Científica".
- Thomas Kuhn, La estructura de las revoluciones científicas. (Sinopsis)